Hernani. 1990 (¿es posible que hayan pasado ya 18 años?).Septiembre.
Asociación de Ayuda en Carretera (DYA). Mi primer servicio como miembro voluntario de una dotación de ambulancia de intervención inmediata. Junto al conductor, Paco L., urnietarra y repartidor de panadería, el socorrista veterano es Jose Ramón C.,estudiante de Magisterio.
La primera emergencia no puede ser más tópica, casi digno sarcasmo del "Ven y cuéntalo" con el que se despachaba por esas fechas (más o menos) Rosa Díez para publicitar Euskadi; se trata de un muchacho de treinta años escasos que, en el transcurso de una manifestación ha recibido un pelotazo de la Ertzaintza en la zona costal flotante y tiene dificultad respiratoria.

Fue la primera de una larga serie de emergencias compartidas: accidentes de coche, búsqueda de ahogados, suicidios, avisos de bomba, atentados, heridos en disturbios, intoxicaciones etílicas y de las otras... Tres años en los que ,como todos, José Ramón cumplió fielmente el lema de la Asociación (DYA: Detente Y Ayuda) sin preguntar nunca a nadie filiación política ni color ideológico. Y todo ello en una asociación que hacía del apoliticismo bandera y que, como prueba de ello, impedía a cualquier representante político ser cargo directivo de la misma; en teoría, claro, porque en aquel tiempo el Presidente de la sección guipuzcoana era un jóven abogado cuya labor profesional era encargarse de las relaciones institucionales de HB. Se pidió su dimisión por cuestiones obvias. S I L E N C I O. Y no hubo nada, que escribió el clásico ...


Mi amigo fue elegido concejal por una candidatura no nacionalista; se le permitió seguir como socio y, por supuesto, que siguiera trabajando como el que más, pero de ahí a reconocer su trabajo media un abismo. Compartimos noches de servicio y tardes de velada pero ya había quien lo miraba mal, quien le hacía el vacío... Nada extraño si tenemos en cuenta que entre nosotros se encontraba Ainhoa García Montero (a) Laia la que unos años más tarde será considerada como jefa de los comandos de ETA y actualmente cumpliendo condena en Francia.

Al poco, comenzaron los problemas para José Ramón.Apedreamientos en las cercanías del portal de su casa, agresiones de todo tipo, amenazas... Un jóven estudiante de Magisterio, de ideas abiertas y actitud noble ante la vida, acosado por las fuerzas oscuras de la España negra de siempre, los restos amargos de la incivil historia de los dos últimos siglos en nuestra piel de toro.

Con el tiempo, y mi baja en DYA tras más de tres años de voluntariado, vas perdiendo muchos contactos. Nunca lo perdí del todo con José Ramón, si bien es cierto que su teléfono dejó de estar operativo y que, las escasas veces que me lo encontraba por la calle, iba siempre escoltado. Sabedor José Ramón de mis deseos de no permitir que mi hijo, nacido en el 99, fuera educado por los "hacedores de ciudadanos para la reconstrucción de EH" en una escala de valores propia del III Reich y, por ende, de, en cuanto me fuera posible, establecerme lejos de tanto iluminado, nuestras fortuitas conversaciones giraban en torno a ello, a la envidia sana que sentía por mi decisión y acerca de su seguridad. Y terminaban con un "Cuídate" nada retórico.

Hace un par de semanas, me enteré por los MM CC de que en mi anterior localidad se iba a presentar una moción de censura contra la alcaldesa y que, caso de poder presentarse, sería José Ramón el candidato a alcalde. Otro intento más de ventilar y sanear el olor a cadaverina que en muchas instituciones vascas contamina el ambiente. Y , de nuevo, un héroe desconocido que debe dar la cara; para que se la partan ... Y él lo sabe; y lo hace.


Siempre me ha gustado la gente valiente. Y este José Ramón nunca se achantó. Como tampoco lo hizo Estefanía, acosada incluso en el autobús escolar por el chulo-patriota de turno; ni Pablo ni José , otros maestros, que continúan viviendo en el lugar, pared con pared con los vecinos que no les perdonan sus años de dedicación al Ayuntamiento en la opción incorrecta; ni otros muchos héroes anónimos.
Héroes de anonimato sólo roto, generalmente, por alguna mala noticia; personajes de altura moral, en muchas ocasiones mártires de la libertad... Gentes que guardan una enorme distancia ética con algunos de sus compañeros que, bajo las mismas siglas, son iconos actuales de la corrupción más vil. Quizás algún día os cuente la historia de la concejal de una localidad oscense implicada en contratación de trabajadores ilegales para el cuidado y mantenimiento del jardín y piscina de la urbanización donde vive y que, pillada en falta, se limitó a negar el hecho, a decir que los trabajadores habían desaparecido cuando se les mencionó el tema (¡¡¡AGUA!!!) y, huída hacia adelante, a proponer el pago a uno de los ilegales mediante la falsificación documental de una factura.
Y, si lo hago, será con todos los datos precisos y previa denuncia pertinente en el/los estamentos procedentes.


Nota final: La moción de censura no se presentó; EB (Ezker Batua - Izquierda Unida) no la apoyó, coherentemente con la deriva pro HB/EH/PCTV/... que lleva más de una década protagonizando, desde que Madrazo no fué capaz de aguantar la primera algarada frente a su casa. Sin comentarios ...